Hoy hablaré sobre Páginas web y la importancia de su mantenimiento. Pero antes, deseo compoartir contigo lo siguiente:

Hola, espero te encuentres muy bien. Te saludo también por escrito porque no sé si has pasado directamente a ver el video, o me estás leyendo.

Decirte que a partir de ahora verás un nuevo formato en mis artículos.

Podrás leerlos o, podrás escucharlos, a través de mi canal de Podcast «Acierta y Crece», el cual durante 2 años lo mantuve en privado para mis programas de formación, pero que hoy lo abro al público, para incorporar en el mis artículos y conversaciones diversas con otros profesionales.

En este canal de Podcast, plasmaré el día a día de una emprendedora un emprendedor, una pequeña empresa, un comercio.

Contará con invitadas e invitados de sectores varios, para podernos enriquecer con la opinión de tod@s.

Acierta y crece Episodio 6_Acierta Consulting

Intentaré centrar los contenidos, en las acciones de Promoción y negocio que podemos realizar para conseguir +Visibilidad +Ventas y +Acción.

Si quieres responda alguna de tus dudas sobre Marketing Digital, por favor haz clic aquí: https://bit.ly/3KiqdVS y estate atenta a los siguientes episodios.

Comenzamos Dale al PLAY

Y si tu web dejara de funcionar ahora mismo…

¿Sabrías cómo resolverlo antes de perder tu imagen y decenas de potenciales clientes?

Es un planteo que suelo hacer en algunas de mis ponencias, y no con el ánimo catastrofista, simplemente para que las personas tomen conciencia de los peligros a los que los ciudadanos de a pie nos vemos sometidos.

Está claro que en los tiempos actuales en los que vivimos, donde la tecnología ya es parte de nuestras vidas, debes de tener algún tipo de presencia online, seas o no consciente de ello.

Hoy vengo a hablar de los mantenimientos de las páginas web, y darte mi opinión sobre algunas falsas creencias, tanto de hombres como mujeres, que sorprendentemente dieron como resultado un fifty-fift 50/50, en el estudio de mercado que realicé sobre esta cuestión.

He encontrado la tan ansiada paridad, pero…

Justamente vienen a ponerse de acuerdo, en una situación, que puede poner en peligro tanto a tu imagen de marca personal y profesional, así como a la pérdida de información y a la pérdida de tus clientes potenciales, ósea que estoy planteando algo de alta gravedad, presta mucha atención por favor.

Una falsa creencia fruto del desconocimiento

Y es que algunas personas piensan que para contratar un servicio de mantenimiento web, necesitan ser una empresa mediana o grande, que tienen que facturar miles de euros.

También creen que el mantenimiento técnico de una página web, no debe de ser algo tan difícil de hacer, y es por eso que ponen al su mando, a la hija o la sobrina ¿Te suena familiar?

Pero esto además de ser una falsa creencia, fruto seguramente del desconocimiento, es a la vez un gran error que, a mi modo de ver, solo lo cometen aquellas personas que realmente no siente un aprecio sincero por su negocio.

A ver, hablemos claro ¿Para qué? y ¿Por qué?

Si tienes una página web seas del tamaño que seas, debes de mantenerla para que esta funcione correctamente, y esto ¿Para qué? Justamente porque de llegar a surgirle algún problema, el mismo se pueda solucionar rápidamente.

Y esto ¿Por qué? Porque esta es la forma de evitar que tu negocio se vea afectado lo menos posible.

Estoy plasmando 2 de las típicas preguntas y objeciones con las que desean abrir el paraguas estas personas descreídas de las que hablo.

Para seguir respondiendo a esas 2 preguntas y otras que quizás te estás formulando en este mismo instante, tienes que conocer el caso de la empresa “En qué lío me metí virgen santa…”, le puse ese nombre para preservar su anonimato, es que es muy fuerte lo que te voy a contar…

En qué lío me metí virgen santa…

Era el mes de Junio (finales de mes para ser más concreta), para estas fechas estoy a tope con la creación de campañas de eMail marketing, y entregando algún que otro proyecto web y de estrategias de marketing Digital, porque las empresas que son mis clientes, están muy bien planificadas con todo, y antes de irse de vacaciones, dejan sus estrategias a punto. Preparados para cosechar al regresar de las mismas.

Recuerdo estar muy concentrada grabando un video para una empresaria, cuando de repente entra una llamada de teléfono, veo en el móvil un número de teléfono que no tenía registrado, y al atender del otro lado escucho una voz nerviosa y jadeante, una persona que hablaba muy deprisa diciéndome que algo raro le pasaba a su web, que yo no les conocía, pero que le habían dado muy buenas referencias de mí, que yo podría resolver lo que le estaba pasando, y que me pagaba lo que sea (lo decía casi gritándome), pero que por favor le arregle su página web.

Ponte en mi lugar, lo primero que pensé es… ¡¡¡Esto huele a chamusquina!!!

Sinceramente no entendía nada, solo podía percatarme de su miedo, desesperación, del estado tan vulnerable al que estaba sometido.

Mi cabeza me pedía despejar la X

Pero en ese estado en que se encontraba esta persona, y con los datos tan poco técnicos que me daba, era imposible el saber que le pasaba realmente a la web de esta empresa.

Intenté tranquilizarle un poco, para luego comentarle que lo mejor sería vernos, hablar e investigar, para comprender bien el cómo se había llegado hasta ahí.

Tuvimos una reunión, seguida de varias jornadas de trabajo, donde les resumo, el diagnóstico del problema que detecté.

Resulta que al cliente le había entrado un VIRUS

Pero de esos malos, malotes, ehhh. Ósea que el cliente tenía un problemón de los grandes. Un virus que poco a poco fue dañando toda la web, le borraba datos buenos, y a cambio iba creando decenas de contactos falsos o “Fake”.

Imagínate tener una base de datos de miles de contactos, y de repente ya no la tengas…
¡Un Brown de los buenos!

Y ahí no quedó la cosa, resulta que cuando querían consultar alguna ficha de contacto, aparecían datos con nombres orientales, e información falsa de los mismos.

¿Sabes que más hizo el virus? Ha creado miles de productos, con sus precios, cupones, imágenes, junto a carpetas y archivos maliciosos, infectando cada rincón de esa página web.

Un negocio online inactivo

Así es, provocó verdaderos destrozos. Para que me entiendas, era como estar en una película de MARVEL, y el virus fuera los enemigos malos malotes de los superhéroes.

Dejando el humor de lado, este ataque le provocó a mi cliente el tener su negocio online inactivo, “Le estaba costando dinero, bajaron sus ventas y su reputación por los suelos claro está”.

Porque era una campaña de anti marketing absoluta. A veces os preocupáis tanto de la competencia, y descuidáis cosas tan importantes como las vuestras, como lo es una web, que no entiendo bien bajo que razonamiento o influjo cósmico os regís.

Cuando hice el primer análisis, lo que vi era inaudito

Habían más de 7 versiones de WordPress sin actualizar, y más de 30 plugins que corrían la misma suerte, hacía más de 15 meses que nadie gestionaba, ni mantenía esa web, una auténtica locura.

Una empresa les había realizado el proyecto web, y luego les abandonaron a su suerte… Indagué un poco más del porque habían contratado a esa empresa, y cuál fue la respuesta, ayyy amiga, que fue solo por el precio…

Solo es cuestión de precio ¿De verdad?

Las personas ¿Cuándo se darán cuenta que no solo el precio es lo que importa al valorar un proyecto? Hay muchas otras variantes a tener en cuenta, si es que queremos obtener un proyecto profesional, funcional y duradero.

Sé de lo que hablo, mira… ya puedes ser una emprendedora, un comercio, una empresa pequeña, mediana o grande, que si contratas a un buen profesional, no hará el famoso toco y me voy, porque un profesional que se responsabiliza de su proyecto y te ofrecerá acompañarte, hacerte un mantenimiento y demás. De no ser así, vuelve a oler a chamusquina ¿No te parece?

Ahora, si ese profesional te ofrece un mantenimiento del proyecto, y luego tu no quieres pagarle, o no valoras su servicio, pues ya eres una adulta para ser consecuente con tus decisiones. Que luego vienen los problemas y estas personas suelen cargarle el muerto a otro, es que jamás comenten errores, ni se despeinan y eso…

Un buen profesional que te hace un proyecto web, te ofrecerá sus servicios de mantenimiento si no es cami kaze, o no tan buen profesional…

Porque es necesario proteger y garantizarte que toda la plataforma esté funcional y en orden, día tras día, hora tras hora, y minuto a minuto.

La culpa no es de WordPress

El problema no te lo genera WordPress, estamos hablando de un medio digital, un canal de comunicación online que debe de estar siempre operativo, y desde hace un tiempo he descubierto que se tiende a subestimar a los mantenimientos de las webs, pero más que un lujo es una necesidad.

Cosas que pueden ocurrir para que una web hecha con WordPress deje de funcionar se cuentan por decenas. Y el problema no te lo genera WordPress, sino un mal mantenimiento, o tu mala decisión de no contratarlo.

Aun así, pueden surgir problemas que hagan caer tu web, por lo que hay que actuar rápido y saber qué es lo que se debe de tocar para devolverla a la vida y no sufrir mucho las consecuencias.

Es lo mismo que te sucede al comprar una moto, un coche. Tienes que hacerle las revisiones correspondientes, pasar la ITV, cambiar sus filtros, líquidos, juntas, pastillas, accesorios, etc. Y pese a todo ello, nadie se libra de que le surjan problemas con el paso del tiempo ¿Verdad?

Como tu web tenga problemas, tú y tu negocio también los tendrá. Seas una multinacional o un pequeño autónomo.

Una web tiene que gestionarse y mantenerse, y si no lo entiendes puede que sea mejor renunciar, y no tener una página web. De lo contrario puede pasarte lo mismo que a mi cliente “En qué lío me metí virgen santa…”, y créeme no es plato de buen gusto.

El caso es que, para solucionar este verdadero desastre, fueron necesarias varias semanas de trabajo de 2 profesionales Senior (Sí, una de esas personas era yo). No veas que heavy fue el revertirlo todo, y ni hablemos del coste que representó para el cliente… Pero el cliente “En qué lío me metí virgen santa…”, debía si o si ponerle solución, porque además si buscabas su empresa en Google, te redirigía a una web que ofrecía la venta de miles de artículos medicinales, todo ilegal, en un sector que no tenía nada que ver con la actividad de mi cliente, y orientado al mundo oriental.  

Y ni te cuento el posicionamiento SEO donde quedó… ¿Te lo imaginas? INEXISTENTE, perdido en la galaxia…

Lo importante es que dimos solución a la web de “En qué lío me metí virgen santa…”, que el cliente está más que agradecido con todo el trabajo realizado y que, por supuesto ahora valora los trabajos realizados en el mantenimiento web mensual que nos ha contratado. Te cuento que, de todos mis clientes, es el primero en pagar la factura cada mes. 

Aún recuerdo cuando Raquel me dijo:

“Sandra no veas que tranquila estoy con tu mantenimiento web, ya no recibo esos comentarios SPAM en mis artículos, es más rápida y además ahora salgo en Google tal y como quería, con esa descripción que creamos juntas y gusta tanto”.

Raquel es una emprendedora que no le sobra el dinero precisamente… Y te pregunto ¿Qué valor tiene el que el negocio de Raquel esté siempre operativo? ¿Qué valor tiene su tranquilidad? Seguramente un alto valor, pero que cuesta poco.

Nadie está a salvo de los problemas. Ellos no entienden de tamaños ni de niveles de facturación.

Pero está en ti, el minimizarlos al máximo, anticiparte a los mismos y solucionarlos a la mayor brevedad posible, gracias a mi servicio de mantenimiento web, que da cobertura a diferentes webs hechas con WordPress, cuyo objetivo es disminuir al mínimo las probabilidades de que tu web tenga problemas, y que cuando los tenga, yo pueda solucionarlos lo antes posible.

Si quieres que tu negocio fluya, vivir más tranquila y más feliz sabiendo que no te tienes que preocupar más por las cuestiones técnicas y de mantenimiento de tu web.

HAZ CLIC AQUÍ para conocer mis planes de mantenimiento web, allí podrás enviarme un WhatsApp, y así agendamos una reunión, para conocer tu proyecto y ver si te puedo ayudar con el mantenimiento de tu web.

Recibe un fuerte abrazo,